domingo, 23 de marzo de 2014

ÚLTIMO ADIOS A ADOLFO SUÁREZ

EN SU MOMENTO, PERDIMOS  UN GRAN PRESIDENTE; HOY PERDEMOS A UN GRAN EXPRESIDENTE, A UN GRAN HOMBRE,  A UNA GRAN PERSONA
 
D.E.P.

sábado, 15 de marzo de 2014

CHULOS, MISERABLES E INMORALES

Este fin de semana, reproducimos un comentario que hace la Escritora Beatriz Gimeno, al periódico digital, El Plural, bajo el título de Chulos, miserables e inmorales:

Lean y saquen sus propias conclusiones
 
 
 
14/03/2014
Tuvimos un ministro del interior, Ángel Acebes, que calificó de “miserables” a quienes se atrevieran a poner en duda la idea de que la autoría de los autores de la masacre del 11M era cosa de ETA. Bien, pues no fue ETA como sabe todo el mundo. La mayoría de la gente pensábamos (sabíamos) que los autores de la masacre no fueron los de ETA; y no porque tuviéramos ningún interés en que los asesinos fueran de uno u otro grupo; no porque estuviéramos haciendo ningún cálculo electoral ni de ningún otro tipo. Pensábamos que no había sido ETA simplemente porque no fue ETA, porque esa era la verdad. Así que Acebes fue un miserable y miserables fueron también todos los que mintieron, los que sí hicieron cálculos electorales sobre todas aquellas muertes; fueron ellos los que aun hoy siguen jugando, miserables, con la memoria de las víctimas, con el dolor de sus familias.
El director de la Guardia Civil mintió reiteradamente al negar la mayor: que se hubieran disparado balas de goma contra personas que estaban en el agua intentando nadar hacia la costa. Después, por su fuera poco, amenazó chulescamente con querellarse contra todo el que pusiese en duda la versión oficial de lo sucedido en Ceuta. No es que la pongamos en duda, es que está más que demostrado que la versión que él dio era mentira de principio a fin y que todos los que pusieron en duda esa versión decían la verdad. Ahora deberíamos ser nosotros los que nos querellásemos contra usted por mentiroso, por liante, por permitir que la Guardia Civil bajo sus órdenes se ponga a disparar contra gente que está tratando de nadar.
Luego el ministro del Interior llamó inmorales a los que criticábamos la actuación de la Guardia Civil. Lo que es completamente inmoral es disparar balas de goma a unas personas que están en el agua intentando nadar en lugar de ayudarlas a alcanzar tierra firme. Murieron quince personas ahogadas que no recibieron ninguna ayuda sino que fueron ayudadas a ahogarse. Intentemos pensar en lo que significa intentar nadar entre balas. El comportamiento de la Guardia Civil y de los mandos no sólo es un comportamiento falto de la más elemental ética humanitaria y civilizada, sino que es un delito de omisión de socorro. ¿La obligatoriedad del socorro no aplica cuando las personas en riesgo son inmigrantes?
El informe de la ONG Caminando Fronteras, prueba que al menos uno de los cuerpos de los fallecidos presentaba lesiones producidas por las balas de goma; que al menos siete supervivientes presentaban lesiones (uno ha perdido la vista de un ojo), que las personas que alcanzaron la costa, fueron agredidos cuando ya estaban en la orilla y también que, pese a estar heridos, no fueron auxiliados antes de ser devueltos. Todo esto demuestra lo que por otra parte ya sabíamos por sus propias contradicciones: que ustedes mintieron; que la Guardia Civil disparó contra personas indefensas que estaban en el agua, que no les auxiliaron. Así que su comportamiento como representante político entra claramente dentro de lo que cualquier persona normal consideraría falto de ética, y el de la Guardia Civil en este caso es un comportamiento como poco inhumano.
Sumando el terrible suceso de Ceuta, con el aniversario del 11M, lo que hemos podido ver en las televisiones estos días es que, además de lo terrible de ambas tragedias, ustedes son especialistas en enfrentarse a ellas y a la ciudadanía, que exige con todo su derecho explicaciones veraces, con mentiras, chulería, amenazas y descalificaciones. Miserables e inmorales todos ustedes: los de las teorías conspiratorias, los de las balas de goma disparadas contra personas que estaban en el agua, los de las amenazas para amedrentar y tapar así sus propios comportamientos y declaraciones miserables. Estamos hartos, hartas, del PP. Para acabar con sus políticas tendremos que esperar a unas elecciones, pero para responder a sus amenazas y chulerías eso podemos hacerlo cada día desde donde cada uno o cada una pueda: desde aquí, por ejemplo.
Beatriz Gimeno
 
 

domingo, 23 de febrero de 2014

CELEBRACIÓN DEL DÍA DE LA SARDINA, EN EL CENTRO DE USOS MÚLTIPLES DE BAÑADEROS

El día 3 de Marzo, a partir de las 18 horas, te esperamos en el Edificio de Usos Múltiples de Bañaderos, para que lo pases estupendamente, con diferentes talleres y varias actuaciones, ofrecidas por los grupos que habitualmente utilizan nuestro centro.
ACUDE DISFRAZADO/A   ¡TE ESPERAMOS!
 
TE OFRECEMOS EL PROGRAMA DE LOS ACTOS

 


18,00 HORAS.-  TALLERES INFANITILES Y TALLER DE TORTILLAS DE CARNAVAL


18,30 HORAS.- EXHIBICIÓN DE BAILE INFANTIL (MELANIA)


19,00 HORAS.-   ACTUACIÓN DEL TALLER DE CUERDAS, QUE ENSAYA EN EL EDIFICIO


19,30 HORAS.-  TEATRO INFANTIL A CARGO DEL GRUPO DE TEATRO” D´EHOY


 20,30 HORAS.-   EXHIBICIÓN DEL TALLER DE BAILE FOLKLORICO


21,00 HORAS.-  VELATORIO DE LA SARDINA, ACOMPAÑADO POR EL GRUPO MUSICAL, “SONORA ZOON”


22,00 HORAS.-  PASEO DE LA SARDINA, POR DIFERENTES CALLES DEL SECTOR TRES. AL FINALIZAR EL PASEO, PROCEDEREMOS A LA QUEMA DE NUESTRA QUERIDA SARDINA, PARA LUEGO CONTINUAR EN EL SALÓN DE ACTOS,  CON EL BAILE DE LAS VIUDAS.
 


viernes, 7 de febrero de 2014

CERTEZA DE LA CORRUPCIÓN (BEATRIZ GIMENO)

Este fin de semana, traemos otro importante  tema, para que nuestros lectores saquen sus conclusiones. El artículo es de Beatriz Gimeno para el periódico digital, "El Plural.com",y lo titula, CERTEZA DE LA CORRUPCIÓN



Aunque el paro es la primera preocupación de los españoles (y es normal, tiene que ver con poder comer) la corrupción se ha convertido en su principal certeza, muy por delante de cualquier otra fe compartida. El 95% de los españoles cree que la corrupción es generalizada. Y que el 95% lo crea significa que lo creen los hombres y las mujeres, las amas de casa y los parados, las adolescentes y los disc-jockeys, los médicos y los empresarios, las funcionarias y los albañiles. Creemos en la generalización de la corrupción mucho más que en dios, en la patria o en la familia, entes difusos o invisibles. La corrupción no se imagina, se ve, se palpa, la leemos en los periódicos bien como asuntos judiciales o bien cómo loterías que siempre tocan a los mismos; o bien en forma de mansiones que se compran o se edifican alcaldes de pueblo, ex políticos  o empresarios que dejan de pagar los salarios a sus trabajadores. La corrupción la vemos –o la olemos- en cada recalificación, en cada presupuesto, en cada prejubilación fastuosa, en todas las pensiones millonarias; la corrupción la imaginamos en todos los consejos de administración, en el deporte y en la política, en las empresas y en las obras públicas y privadas.

No hay español ni española que no sepa a estas alturas que donde se construye algo (viviendas, equipamientos, carreteras o trenes) hay gente que se hace inmensamente rica y mucha otra gente que se hace más pobre (nosotros y nosotras).  No hay nadie que no sepa que donde el constructor dice que aquello va a costar mil termina costando un millón y que donde dicen que se trata de un equipamiento muy útil y que traerá riqueza lo que trae es despilfarro, bolsillos llenos de algunos, destrucción del medio ambiente y, finalmente, desastre.

Ese 95% de creyentes españoles en la corrupción, por la misma razón, no creen en ninguna otra cosa. Si se cree que la corrupción está generalizada no se puede creer en la democracia, el sistema, los partidos, la honradez de los políticos, no se cree en nada, sólo en la corrupción. Porque la corrupción es como una marea de alquitrán que se va extendiendo y manchando cualquier cosa que toca. No sólo mancha, sino que ocluye, impide respirar y ahoga. Y eso está ocurriendo con esta democracia. Si la tierra está contaminada, todo lo que crezca sobre ella lo estará. A estas alturas es casi superfluo insistir en que hay políticos honrados. Los hay, y hay muchos. Pero lo cierto es que por muy honrados que sean muchos políticos, aquí todos son culpables de no haberse preocupado lo suficiente en detener o en poner barreras a esta inmensa podredumbre que nos inunda.

Aquí nadie se ha plantado y se lo ha tomado en serio. Esta semana la publicación de estas cifras no ha provocado ningún revuelo en el mundo político, no ha generado declaraciones, y mucho menos acciones, que nos demuestren que de verdad le dan a este asunto alguna importancia. Ellos siguen a lo suyo. La corrupción puede ser solo un problema ético en tiempos de abundancia;  cuando a la gente no le importa que el empresario/alcalde/político de turno se enriquezca porque se tiene la impresión de que hay para todos. Pero cuando ya hay gente pasando hambre, cuando las vidas de la mayoría de las personas se estrechan hasta límites insoportables, la corrupción es una bomba en el vientre del sistema y una bomba contra ellos mismos.

La rabia está creciendo hasta límites insospechados. Cuando el otro día mis compañeros de oficina, personas sociológicamente conservadoras, votantes del PP/PSOE en su mayoría, me llamaron la atención porque, sin darme cuenta, saqué una lata  de Coca Cola de la máquina, olvidando que los trabajadores de la planta de Fuenlabrada están en huelga, me di cuenta de que las cosas han cambiado de una manera muy significativa. Una certeza del 95% de que la corrupción está generalizada, significa la misma cifra de personas que tienen la certeza de que nos roban y engañan. Significa un 95% de personas que no creen nada de lo que los partidos les dicen, que no confían en los políticos y eso al final siempre estalla, para bien o para mal, pero estalla.

 



REUNIÓN DE LA CONCEJALÍA DE OPARTICIPACIÓN CIUDADANA, EN EL EDIFICIO DE USOS MÚLTIPLES DE BAÑADEROS


REUNIÓN DE DISTRITO, EN EL EDIFICIO DE USOS MÚLTIPLES DE BAÑADEROS


 

 

 

EL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE ARUCAS, A TRAVÉS DE LA CONCEJALÍA DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA,  TE INVITA A LA REUNIÓN DE DISTRITO,  A CELEBRAR EL DÍA 20 DE FEBRERO, A LAS 18,30 HORAS,  EN EL EDIFICIO DE USOS MÚLTIPLES DE BAÑADEROS,  EN LA QUE SE DEBATIRAN  DIFERENTES TEMAS, RELACIONADOS, CON EL DISTRITO TRES, AL QUE PERTENECEN: BAÑADEROS, ESCALERITAS, PUERTILLO, TANASIO, SAN ANDRÉS Y TRAPICHE.

 

 

sábado, 1 de febrero de 2014

S I N C A R E T A S

ESTE FIN DE SEMANA TRAEMOS HASTA ESTA REDACCIÓN, UN ARTÍCULO DE BEATRIZ GIMENO, TITULADO  "SIN CARETAS", PUBLICADO EN EL PERIÓDICO DIGITAL "EL PLURAL.COM"





Al  Fondo Monetario Internacional poco le ha faltado para decir que hay que abolir el derecho laboral porque las relaciones laborales tienen que regirse por las leyes puras del mercado, sin interferencias de ningún tipo, es decir, por lo que quieran y decidan los dueños del capital. No ha llegado a decirlo exactamente así, pero lo ha insinuado al criticar la labor de los jueces españoles que, según Christine Lagarde, tendrían que hacer una interpretación menos restrictiva cuando tienen que dictar sentencias en caso de despido. Ni separación de poderes, ni obligación de cumplir las leyes, ni nada; que prevariquen a favor de los empresarios es lo que les pide a los jueces Christine Lagarde. Y no pasa nada, el gobierno no se ha sentido en la obligación de recordarle al FMI que los jueces lo que tienen que hacer es cumplir las leyes, atenerse a la Constitución y velar por los derechos de las partes (incluso, sí, de la parte más débil).

El FMI se dirige a España como el país de quinta categoría que consideran que es para indicar a los jueces que dicten sentencias a favor de los poderosos, porque sí, porque lo dicen ellos. El FMI piensa que en los litigios laborales no hay intereses enfrentados, sino que sólo hay una parte que merezca ser tomada en cuenta, el patrón, que no es que tenga razón, es que tiene la fuerza. Nos dirigimos a pasos agigantados a una sociedad con las relaciones laborales del siglo XIX: explotación, arbitrariedad, salarios de miseria, ausencia de derechos para los trabajadores y omnipotencia del empresario frente a los trabajadores/as. Lagarde quiere que los tribunales españoles no dicten sentencias en contra de los empresarios que vulneren derechos de los trabajadores y/o trabajadoras. Le debe parecer que el gobierno español no es lo suficientemente rápido en despojarnos de ellos. Tienen prisa, son voraces, no tienen bastante.

Lagarde ha pedido también que se tomen medidas (¿más?) para bajar los sueldos, porque aunque reconoce que estos han bajado ya mucho, “no han bajado lo suficiente para compensar lo que antes habían subido”. Lo peor no es que expandan su ideología por ahí, lo peor es que nos gobiernan. Nos gobiernan sí, pero… ¿Cuándo ha ganado el FMI unas elecciones? ¿Cuándo se han presentado a alguna o han  debatido un programa electoral con la ciudadanía a la que ahora bajan sueldos? Y como la respuesta es “nunca” está claro que se ha producido un golpe de estado perfecto. Nada de tanques en la calle, ni militares pistola en mano. Han dado un golpe de estado del que no nos hemos enterado más que lentamente según van aflorando nuestras víctimas: los ancianos que no pueden comprar sus medicinas, las personas excluidas de la sanidad, desesperados que se suicidan, y todas las personas muertas en vida tras años de paro y carencias,  niños y niñas con hambre, todos los que se quedan sin vivienda, las personas con discapacidad sometidas a vidas indignas, las personas, las mujeres, que los cuidan…

El FMI es, sin ningún tipo de rubor ni disimulo el brazo armado del capital que ha emprendido una nueva batalla de la lucha de clases, la que les lleva a querer reconquistar lo que perdieron en el siglo XX después de un siglo de lucha por parte de los trabajadores. ¿Qué esto suena antiguo? Tan antiguo como la explotación de una minoría sobre la inmensa mayoría, tan antiguo como la injusticia y la desigualdad.  Si te habían convencido de que eso estaba superado y que es una antigualla mira a tu alrededor, mira a Christine Lagarde y escucha con atención lo que dice, luego vuelve a mirar lo que hace nuestro gobierno. Así que hay que echarlos. A estos,  que llegaron al gobierno con engaños y un programa ficticio y a los otros, a los que nadie ha votado. Es un nuevo capitalismo, mucho más brutal que el anterior,  que ha llegado para quedarse a menos que se lo impidamos. Porque podemos, hay que echarlos.

 
 
 
Pincha en "Entradas Antiguas" y pasas a la página siguiente